El transporte origina el 39% de las emisiones de CO2 de Gipuzkoa

El diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, y la directora de Medio Ambiente, Mónica Pedreira, han presentado esta mañana el primer informe de seguimiento de la estrategia guipuzcoana de lucha contra el Cambio Climático, Gipuzkoa Klima 2050 (GK 2050). Este informe valorará anualmente el estado del territorio en relación con el cambio climático y en su primera edición establece el punto de partida, con la definición de 70 indicadores que permitirán medir la evolución de las variables que influyen en el clima. Asimismo, contextualiza el ritmo de ejecución y la situación actual de la estrategia aprobada en relación con sus 9 metas que incluyen 37 líneas de actuación y 99 acciones, respectivamente.

Entre los años 2016 y 2017, las pérdidas ocasionadas en Gipuzkoa por fenómenos relacionados con el cambio climático aumentaron considerablemente hasta triplicar prácticamente sus cifras, pasando de 2,4 a 6,8 millones de euros. En estas cantidades se incluyen los daños derivados directamente por los desastres naturales causados por el cambio climático en Gipuzkoa: (inundaciones, temporales, sequías, etc). A este respecto el diputado de medio Ambiente, José Ignacio Asensio ha subrayado que “El cambio climático no es solo una prioridad ambiental, es también una prioridad económica de la que depende nuestro bienestar futuro”.

El análisis concluye que el grado de implementación de las acciones de la estrategia GK 2050 a nivel global es del 19%. El informe determina que el 54% de las acciones se encuentra ya en ejecución y que de las 99 acciones previstas, 19 se encuentran con un grado de avance superior al 50%. Por su parte, el análisis por metas revela que la mayoría tiene un grado de avance de entre el 10% y el 20%, destacando la meta número 2 que se centra en el transporte y que cuenta ya con un 32% de avance. Son de destacar por lo tanto, los indicadores para la meta 2 que hace referencia a caminar hacia un transporte sin emisiones y los relacionados con la meta 6 correspondientes a la reducción de la generación de residuos urbanos y el logro del vertido 0 sin tratamiento, que siguen en conjunto una progresión positiva.

En cuanto a los indicadores de mitigación, los datos disponibles hacen referencia al año 2016. Durante ese periodo, el sector que tuvo mayores emisiones fue el de transporte, muy por encima del resto. Este sector es reponsable del 39% de las emisiones totales. Son destacables también el sector industria y el sector energético, con unas emisiones también elevadas del 23% y del 21% respectivamente.

En relación con la energía, el informe señala que la participación de las renovables en el conjunto del consumo del territorio paso de un 8% en 2016 a un 8,3% en 2017, que el consumo doméstico por habitante aumentó de 32,09 MW/hora a 34 MW/hora por habitante y que el grado de depnedencia energética en este último año fue del 93,4 %.

Respecto al medio natural, Gipuzkoa dispone de 47.981 ha. de bosque y 44.700 ha. De espacios naturales protegidos. La producción agrícola ecológica experimentó una mejora pasando de 666, en 2016, a 750 ha en 2017. Entre estos dos mismos años, la superficie afectada por incendios forestales creció de 10 a 29 ha.

En el apartado dedicado a los residuos, a pesar del ligero aumento de la generación entre los años 2016 y 2017 (437 kgs./hab. – 441 kgs./hab.), la recogida selectiva superó a la fracción resto y se situó en 2018 en el 56,91% (53,08% en 2017) y el reciclaje llego al 52,41% (48,96% en 2018).

Por lo que respecta a los indicadores climáticos, lo más significativo es la disminución de días de precipitación que pasaron de 193 en 2016 a 176 en 2017, pese a lo cual la precipitación total se incrementó en más de un 10%, desde 42.098 mm. a 46.700 mm., lo que indica un mayor rango de precipitación en un menor espacio de tiempo, fenómeno asociado con el cambio climático.

La estrategia de lucha contra el Cambio Climático, Gipuzkoa Klima 2050’ (GK 2050), pretende alcanzar los objetivos de la Cumbre de París y mantener el aumento de temperatura en el presente siglo por debajo de los dos grados. GK 2050 resulta clave en un territorio como Gipuzkoa, especialmente expuesto en su litoral, en el que el nivel del mar podría aumentar entre 29 y 49 cm y provocar la desaparición de un tercio de sus arenales de mantenerse el actual nivel de emisiones. Gipuzkoa Klima 2050 (GK 2050), fija un objetivo de reducción de gases de efecto invernadero para el año 2030 del 40% con respecto al año 2005 y del 80% para el año 2050. Asimismo, espera alncazar en el año 2030 un consumo de energía renovable del 30% sobre el consumo final. En lo relativo a la adaptación al cambio clmático, el objetivo fijado es asegurar la resiliencia del territorio.

A este respecto, el diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, ha señalado que “ser el primer territorio de Euskadi con una estrategia local, nos va a permitir avanzar más rápidamente en los objetivos europeos de cambio climático”. Asimismo, se ha referido a que “las administraciones locales disponen de competencias e instrumentos para la puesta en marcha de acciones en materias como residuos, movilidad y energías renovables, en las que es necesario que Gipuzkoa aplique una gobernanza climática”.

Gipuzkoa Klima 2050, es la pieza principal del Programa de Cambio Climático que el Departamento de Medio Ambiente ha puesto en marcha, por primera vez en el territorio. El diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, ha subrayado que “el cambio climático va incidir en nuestro día a día y en el territorio y Gipuzkoa debe prepararse para hacer frente a este desafío”. En relación con el papel de las instituciones, Asensio ha destacado la necesidad de “un modelo de desarrollo sostenible respetuoso con el clima. Reaccionar cuando el desastre se ha producido no es suficiente”.