Movilidad blinda el transporte público en Gipuzkoa y lo garantiza ante la situación excepcional

A pesar de las nuevas emergencias y reajustes necesarios, el transporte público en Gipuzkoa se mantiene como prioridad y como tal, el departamento de Movilidad y Ordenación del Territorio de la Diputación Foral de Gipuzkoa ha blindado este servicio, de un lado, asumiendo el sobrecoste del déficit y de otro, salvaguardándolo de las operaciones de contención de gasto que se han aplicado. Cumple así con el compromiso de salvaguarda de servicios esenciales, ya que el transporte público es un derecho de toda la ciudadanía y un mecanismo que garantiza la igualdad a la hora de desplazarse a lo largo del territorio.

Con el reajuste de los presupuestos forales debido a la crisis del COVID-19, el transporte público ha sido una de las prioridades para permitir que todas las personas que utilizan Lurraldebus para sus desplazamientos cotidianos continúen disponiendo de un servicio eficiente, sostenible e igualitario; un derecho social para todas las guipuzcoanas y guipuzcoanos.

La diputada Rafaela Romero ha subrayado en su comparecencia de hoy en Juntas Generales, que la institución tiene la firme “voluntad de mantener, con las máximas garantías, la protección del servicio público de transporte, blindándolo en el ejercicio presupuestario del 2021. Es imprescindible mantener los compromisos de gasto e inversión para garantizar la mayor eficacia y eficiencia, porque la movilidad de la ciudadanía guipuzcoana es un derecho fundamental. No podemos retroceder en los parámetros de sostenibilidad que definen el transporte público en Gipuzkoa, la movilidad democrática, inclusiva, igualitaria y limpia”.

La Diputada ha expuesto los pormenores de la gestión del transporte público durante estos meses. Ha destacado, por un lado, que desde el mismo momento del anuncio del Estado de Alarma y hasta la fecha, se ha mantenido de forma íntegra la plantilla de Lurraldebus, sin recurrir a ERTES ni ERES. Gracias a ello -ha dicho- ha sido posible responder a las necesidades excepcionales de desplazamiento, adaptando las frecuencias y la capacidad de los servicios a la demanda real en cada una de las fases, midiendo en todo momento el control de la ocupación y dando así una respuesta eficiente y ajustada las necesidades.

Por otro lado, según ha explicado, se han reforzado las medidas de seguridad y limpieza de los vehículos, para asegurar las mejores condiciones, tanto para usuarios y usuarias como para personas trabajadoras de las empresas concesionarias.

La Diputada se ha referido también a la importancia de contar con una herramienta como la tarjeta MUGI, que “ha demostrado ser mucho más que una tarjeta monedero, ya que, al ser imposible el uso de efectivo y gracias a la enorme penetración que tiene entre la ciudadanía, ha sido posible derivar el pago a este sistema, cubriendo con creces la necesidades de la ciudadanía. MUGI es una tarjeta de derechos ciudadanos indiscutible”.

En este sentido, Romero ha anunciado que desde el próximo mes de julio será posible pagar el billete ordinario de Lurraldebus desde el teléfono móvil, sin el dinero en efectivo. Así se refuerza la seguridad de usuarios y usuarias junto a la de las y los chóferes, para quienes que ya se han instalado mamparas de protección.

Además, la diputada ha mostrado su disposición a “trabajar, ante gravedad de la situación, con todas las fuerzas políticas, estén en el gobierno o la oposición, con la certeza en que todos los grupos comparten la prioridad de atender las necesidades inmediatas de la ciudanía”.