Diputación y universidades refuerzan su colaboración para hacer frente a los retos futuros de Gipuzkoa

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, ha mantenido esta mañana un encuentro con los máximos responsables de las principales universidades del territorio, con el objeto de hacer balance de la trayectoria de Etorkizuna Eraikiz y compartir el análisis sobre las líneas de colaboración puestas en marcha entre las instituciones académicas y la Diputación. Durante la reunión, han acordado reforzar su cooperación para hacer frente a los principales desafíos sociales, económicos y ambientales de Gipuzkoa, agudizados en los últimos meses como consecuencia de la pandemia de COVID-19.

En el encuentro han participado, por parte de la institución foral, además del diputado general, el diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, y el responsable de Estrategia, Xabier Barandiaran. Por parte de Euskal Herriko Unibertsitatea/Universidad del País Vasco (UPV/EHU), han asistido la rectora Nekane Balluerka y el vicerrector del Campus de Gipuzkoa, Agustin Erkizia; la Universidad de Deusto ha estado representada por su rector, Jose María Guibert; de Mondragon Unibertsitatea, han participado en la reunión el rector Vicente Atxa y el vicerrector académico Jon Altuna; y por último, la Escuela de Ingenieros de la Universidad de Navarra –Tecnun– ha estado representada por su director, Raúl Antón. El acuerdo tendrá una vigencia de dos años y la Diputación Foral destinará a su materialización más de un millón de euros.

“Cuestiones como la inclusión sociolaboral, la inteligencia artificial, el turismo sostenible, el envejecimiento saludable, Big Data, el intra-emprendimiento o el futuro del euskera, entre otros, son retos inaplazables que Gipuzkoa está abordando desde la colaboración, en el marco de la herramienta de gobernanza colaborativa Etorkizuna Eraikiz”, ha situado el diputado general. En su opinión, con el objeto de generar “respuestas locales” a los “desafíos globales” que la pandemia ha “acelerado y agudizado”, resulta “imprescindible” que tanto instituciones como agentes socio-económicos “arrimen el hombro” desde “el trabajo colectivo y la experimentación”.