“Badia Berri es un gran ejemplo de lo que se puede lograr contra la exclusión social a través del empleo”

«Estamos convencidos y convencidas de que la forma más eficaz de hacer frente a la exclusión social y a la desigualdad es a través del empleo y de crear oportunidades para las personas en situación de exclusión. Este esfuerzo requiere del compromiso de toda Gipuzkoa, de la unión entre instituciones, sociedad organizada y ciudadanía, que queremos conseguir a través de la iniciativa Elkar-Ekin Lanean; y en la empresa Badia Berri tenemos un gran ejemplo del potencial que atesora este modelo». El diputado general, Markel Olano, ha visitado esta mañana la empresa de inserción social Badia Berri, donde ha reivindicado la oportunidad que ofrece para el territorio la Estrategia de Empleo Inclusivo y de Calidad Elkar Ekin Lanean 2021-2023.

Olano ha conocido esta mañana la planta que dicha compañía tiene en Lezo. Con él han estado Aizpea Otaegi, presidenta de la Agencia de Desarrollo Oarsoaldea y alcaldesa de Errenteria; Jabier Larrañaga, diputado foral de Promoción Económica, Turismo y Medio Rural; Unai Andueza, director foral de Proyectos Estratégicos; y responsables y personal de la propia empresa. Las y los visitantes han ofrecido declaraciones a los medios de comunicación y, posteriormente, han visitado las instalaciones de la empresa, conociendo de primera mano el trabajo que se realiza allí y los proyectos que tiene en marcha.

La empresa Badia Berri se creó en 2005, impulsada por la Agencia de Desarrollo Oarsoaldea, que integran los ayuntamientos de Pasaia, Lezo, Errenteria y Oiartzun, y con la colaboración de la Diputación Foral de Gipuzkoa y el Gobierno Vasco. En un principio se llamó Oarsotek, y desde el inicio su principal objetivo social ha sido la inserción laboral de personas con dificultades para acceder al mercado laboral. La principal actividad de la compañía es la subcontratación de mano de obra de procesos industriales, y se ha especializado en la limpieza de piezas de caucho. De esta forma, Badia Berri posibilita el aprendizaje en un entorno laboral de personas en situación o riesgo de exclusión, a través de una actividad económica real.

A día de hoy, la empresa cuenta con 32 personas en plantilla, la mayoría de ellas mujeres. «Badia Berri es un claro caso de éxito de la suma de esfuerzos públicos y privados. A través de la actividad económica, ofrece un entorno de trabajo protegido, a las personas que tienen dificultades para trabajar y aprender», ha explicado el diputado general. Badia Berri plantea un programa de inserción de tres años de duración que incluye empleo y ayuda social. Desde la puesta en marcha de la empresa en 2005, han pasado por ella más de 130 personas, la mayor parte de las cuales ha conseguido trabajo al poco tiempo de finalizar su recorrido en Badia Berri.

Desde el año 2019, Badia Berri recibe el apoyo de la iniciativa Elkar-Ekin Lanean, sobre todo para llevar a cabo las inversiones necesarias para impulsar su plan de diversificación. A través de ella, la compañía pretende extender su actividad económica a nuevos ámbitos y, con las ayudas de Elkar-Ekin Lanean, está adaptando sus instalaciones para este fin. «Es importante que todos los agentes que estamos detrás de este proyecto sigamos reforzando Badia Berri, que con su trayectoria hasta ahora ha demostrado claramente el potencial y la fuerza que tiene la iniciativa», ha destacado Olano.

Testimonios

Milagrosa Nchama, trabajadora de Badia Berri, ha explicado que la mayoría del personal de la compañía son mujeres: “Separadas, con hijos e hijas a nuestro cargo… que no podemos conseguir trabajo por nuestra cuenta”. Según ha detallado, el paso por la empresa sirve como experiencia para aprender a valerse por una misma. “Aquí nos enseñan a separar la vida familiar y la laboral, a tener autoestima y confianza, a que podemos salir adelante… Eso es Badia Berri. Nos enseñan a progresar y a encontrar trabajo por nosotras mismas”, ha remarcado. En su caso, Nchama completó los tres años de itinerario en Badia Berri y, posteriormente, se quedó en la empresa, “para aportar mi granito de arena y poder ayudar y enseñar a las personas que ahora están en situación de necesidad”.

Alaitz Matxiarena, por su parte, llegó a la empresa hace nueve meses. “Llevaba una larga temporada desempleada, surgió esta oportunidad y la verdad es que por ahora todo va bastante bien. Notas el cambio en tu vida, lo que supone tener un empleo en tu día a día”, ha destacado. Según ha explicado, Badia Berri se dedica tanto a la inserción laboral como a la social, ya que la mayoría de su personal llevaba tiempo desconectado del mercado de trabajo antes de recalar en la empresa. “Cuando llegas aquí, empiezas a ver cómo funcionan las cosas, qué pasos hay que dar para encontrar un empleo, para trabajar… Ya que son cosas que muchas de nosotros desconocíamos”. A su juicio, el aprendizaje que está recibiendo en Badia Berri le está sirviendo para “aprender a trabajar y aprender cómo funciona el mundo, y a partir de ahí, decidir el rumbo a tomar. Creo que ofrece salidas con futuro”.

36.000 personas

Según la encuesta de Pobreza y Desigualdades Sociales de 2020 en Euskadi, en el territorio más de 36.000 personas se encuentran en situación de vulnerabilidad y, además, el riesgo de cronificación en esta situación es latente. «Con Elkar-Ekin Lanean, queremos ofrecerles un recorrido personalizado, una red de protección local coordinada que les acompañe, que les ayude a dar todos los pasos hasta llegar al mercado laboral, desde la formación hasta la inserción laboral, con un seguimiento personalizado», ha explicado el diputado general. Además de las personas en situación o riesgo de exclusión, la estrategia Elkar-Ekin Lanean tendrá en cuenta muy especialmente a las personas con baja cualificación, a las personas desempleadas de larga duración, a quienes se encuentran en paro con más de 45 años o a las víctimas de violencia machista, entre otros.

Para ello, la Diputación Foral ha elaborado una estrategia dividida en 16 líneas de trabajo y 30 medidas concretas, que fue presentada el pasado mes de abril a la sociedad guipuzcoana. Posteriormente, se han conformado la mesa de agentes instituciones, así como la de agentes socioeconómicos. El plan, en concreto, ha sido desarrollado en el marco del programa Etorkizuna Eraikiz, y está alineado con la Estrategia Vasca de Empleo 2030 del Gobierno Vasco. Su objetivo es el de «multiplicar las oportunidades de trabajo inclusivo» y lograr la participación de todas las instituciones, empresas y agentes del territorio en este esfuerzo colectivo. «Se trata de una palanca para hacer frente a la crisis social provocada por el COVID-19, por un lado, y a medio plazo, un instrumento compartido para poner coto a las desigualdades sociales», ha avanzado el diputado general, quien ha hablado de la responsabilidad que, como sociedad avanzada, debe asumir Gipuzkoa para garantizar «un empleo de calidad, digno e inclusivo para todas las personas».

«El trabajo es la principal herramienta para garantizar una vida digna, para la inclusión de las personas en riesgo de exclusión y para poder construir un proyecto de vida digna en igualdad de condiciones», ha añadido. El diputado general ha explicado que, a través de Elkar-Ekin Lanean, la Diputación tiene como objetivo impulsar en los próximos tres años la creación de 3.500 nuevos puestos de trabajo para personas en riesgo o situación de exclusión. Al mismo tiempo, se pretende duplicar el número de empresas de inserción que actualmente trabajan en el territorio y, también, ofrecer formación a 2.500 personas y ayudar a 4.000 personas en su recorrido hasta afianzarse en el mundo laboral.

Berpiztu

Se trata de una línea importante para la comarca, ya que además de ser una de las cuatro comarcas de la Comunidad Autónoma Vasca que se consideran prioritarias por ser las de mayor necesidad, uno de los retos y líneas estratégicas definidas en el Plan Estratégico de Desarrollo socioeconómico de Oarsoaldea 2017-25 es la integración social y en el ámbito del empleo de las personas y colectivos más desfavorecidos. En este marco que pretende impulsar el Plan Estratégico se enmarca la idea de crear un polo de inserción sociolaboral que se presentó la semana pasada en el seno de BERPIZTU, y en el que se prevé potenciar y consolidar Badia Berri.

El programa Elkar-Ekin Lanean, por tanto, contribuirá a reforzar e impulsar el trabajo y esfuerzo que están realizando los cuatro municipios de la comarca a través de la Agencia de Desarrollo Oarsoaldea, apoyados por la Diputación y el propio Gobierno Vasco, para poner a disposición de los más desfavorecidos recursos: ciudadanos y ciudadanas con desventajas para sacar adelante sus proyectos vitales, habitantes de la comarca que puedan encontrarse en situación o riesgo de exclusión.