7 centros escolares de Errenteria participan en el programa de Agenda 21 Escolar

¿Cuánta y qué tipo de comida, agua, energía, tecnología… consumimos? ¿Nos paramos a pensar antes de comprar algo? ¿Cómo nos desplazamos?… Estas y otras preguntas similares son las que este curso se están haciendo los escolares de Errenteria. Siete centros escolares de Enseñanza Primaria, Secundaria, Bachiller y Ciclos Formativos de Errenteria, mediante el programa Agenda 21 Escolar están trabajando para encaminar su centro y su municipio hacia la sostenibilidad. El objetivo es que la comunidad escolar adquiera hábitos a favor del medio ambiente y la conciencia ambiental, promoviendo la participación ciudadana. El Ayuntamiento de Errenteria es el impulsor de este programa con la colaboración de la empresa contratada Artelatz Ingurugiro Zerbitzuak. La Agenda 21 Escolar tiene tres ejes principales de trabajo: el curriculum, la gestión y la participación. En este 2º trimestre del curso, los centros escolares han comenzado a desarrollar su plan de acción. Para trabajar la parte correspondiente a la participación municipal realizan una serie de actuaciones tanto en su centro escolar como en el propio municipio. A continuación, con los resultados obtenidos, cada cual, además de adquirir una serie de compromisos, realizará propuestas al Ayuntamiento para intentar solucionar las carencias observadas, en una audiencia que se celebra a fin de curso con el Alcalde de Errenteria. El próximo 12 de marzo, a las 10:00 de la mañana los alumnos de la ESO del centro Telleri Alde saldrán a las calles de Errenteria para realizar cuestionarios a las personas vendedoras y compradoras del mercado, la tiendas de “toda la vida” y el Eroski del centro comercial Niessen, con el fin de conocer y analizar las costumbres de consumo y las estrategias de venta. El viernes 14 en cambio, será el alumnado de Langaitz Ikastola quien que realizará ese mismo trabajo, y es de mencionar que los estudiantes de Koldo Mitxelena ya realizaron dicho trabajo obteniendo una muy buena acogida por parte de las personas trabajadoras y compradoras encuestadas. En resumen, el alumnado de Errenteria está trabajando para hacer una ciudad cada vez más sostenible.