1,8 millones para apoyar a las personas y empresas emprendedoras

La Diputación Foral ha lanzado el programa para el acompañamiento en el proceso de creación y desarrollo empresarial, que contará en 2021 con una dotación total de 1.841.000 euros, repartidos en las siguientes líneas: acompañamiento a proyectos empresariales en el proceso de creación de empresa –Txekin, 195.000 euros-; a proyectos empresariales promovidos por mujeres –Emekin, 245.000 euros-; y a la creación de empresas de base tecnológica y/o innovadoras –Txekintek-Barnetekin, 1.401.00 euros-. Las bases, con toda la información y los requisitos correspondientes, se publicarán próximamente en el BOG. El plazo para presentar peticiones estará abierto hasta el día 31 de mayo a las 12:00 horas en el caso del programa Emekin, y hasta el 18 de octubre en el resto.

Dentro de la vertiente estructural del Plan Ekonomia Indartuz, que apuesta por consolidar las principales programas de ayuda y convenios anuales enfocados a la promoción de la actividad económica y la innovación enGipuzkoa, la Diputación ha incrementado la dotación de esta convocatoria en 320.000. Según ha explicado el diputado de Promoción Económica, Turismo y Medio Rural Jabier Larrañaga, el objetivo es, por un lado, reforzar el intraemprendizaje en las empresas “para fortalecer su competitividad y crear nuevas oportunidades de negocio”. Por otro, dirigir más recursos al emprendimiento avanzado, especialmente en los ámbitos alineados con la estrategia de especialización inteligente RIS-3 de Euskadi, “por la capacidad que tienen estos proyectos para diversifircar y transformar nuestro tejido económico, posicionándolo en sectores de alto valor añadido como la nueva movilidad, la fabricación avanzada o las biociencias”.

El año pasado, este programa apoyó la creación de 435 proyectos empresariales, 223 de ellos promovidos por mujeres, y 37 start ups o de base tecnológica. En febrero había en Gipuzkoa 20.160 empresas con trabajadores y trabajadoras por cuenta ajena, un número que, pese a la tendencia paulatina a la recuperación de los últimos meses, supone el 2% menos que el año pasado, lo que evidencia el impacto de la pandemia en el tejido económico. “Apoyar a las personas y empresas emprendedoras es necesario para fortalecer nuestro tejido económico y, con ello, las bases de nuestro modelo de bienestar. Debemos dar cauce a todo el potencial, las ganas de emprender y el conocimiento existentes en Gipuzkoa, que constituyen un activo fundamental para acelerar la recuperación económica y social, y superar esta crisis”, ha señalado el Diputado.

Para ello, la Diputación trabaja en distintos frentes además de estas ayudas. A través de la colaboración con Elkargi, facilita anualmente la financiación start ups y empresas impulsadas por mujeres; apoya el proceso de creación de nuevas empresas innovadoras y programas de aceleración internacionales de la mano de BIC Gipuzkoa; en paralelo a la estrategia europea RIS-3 y dentro de Etorkizuna Eraikiz, avanza en el despliegue de los centros de referencia en sectores como el de la ciberseguridad, la electromovilidad, la gastronomía digital, y el envejecimiento saludable, siendo uno de sus objetivos es impulsar el emprendimiento en estos ámbitos; y colabora en la capitalización de proyectos innovadores a través Seed Gipuzkoa, Basque Fondo, o Biozientziak Fundazioa.

Además, y en el ámbito fiscal, conviene citar las distintas medidas tributarias aprobadas para impulsar el emprendizaje ante el Covid-19, que se han prorrogado al presente ejercicio y que tienen como finalidad fomentar la inversión en microempresas y pymes, apoyar la financiación de proyectos de I+D desarrollados por microempresas y pequeñas empresas y bonificar la creación de empleo.