Un nuevo gimnasio de 600m2 para el Paco Yoldi

Donostia Kirola realizará este verano unas importantes obras de mejora en el Polideportivo Piscinas Paco Yoldi, el más utilizado en la ciudad, con el objetivo de responder a la creciente demanda del uso del gimnasio por parte de las personas abonadas a la Kirol Txartela.

Este polideportivo cuenta actualmente con dos gimnasios separados, uno de musculación y otro cardiovascular, con importantes problemas de saturación, accesibilidad y equipamiento.

Donostia Kirola destinará 322.000€ para realizar esta obra, a las que habrá que añadir un coste cercano a los 10.000€ al mes en concepto de renting de las nuevas máquinas y se prevé que este nuevo gimnasio entre en funcionamiento a comienzos de octubre.

Nuevas instalaciones
El nuevo gimnasio, que se ubicará en la zona donde actualmente está el bar y las salas de actividades, ocupará 600m2 en los que se distribuirán cuatro grandes zonas: zona cardiovascular, zona de máquinas de musculación, zona de peso libre y zona de entrenamiento funcional. Las máquinas contaran con Tecnología Bluetooth para posibilitar la conexión con dispositivos externos y que los usuarios puedan registrar sus entrenamientos y poder hacer un trabajo mas controlado asesorados por el monitor o monitora del gimnasio.

La zona cardiovascular dispondrá de 55 máquinas de diferente tipo (cintas de correr, bicicletas, remoergómetros, elípticas, etc.) incluyendo algunas de las máquinas más modernas del mercado, como simuladores de esquí, cintas rodantes curvas, air bikes o simuladores de escaleras).

En la zona de musculación o de trabajo de la fuerza con máquinas guiadas, se instalarán otras 17 máquinas con las que se podrá trabajar todos los grupos musculares: bíceps, cuádriceps, deltoides, abdominales, etc.

La zona de peso libre dispondrá de diferentes tipos de bancos, máquinas para sentadillas, plataformas de levantamiento power-rack, etc. También habrá una amplia variedad de pesos libres, incluyendo barras olímpicas y mancuernas de 2kg hasta 42kg.

Por último, en la zona funcional se instalará una estructura para la colocación de poleas, anillas o TRX, además de una zona de estiramientos. También se dotará a esta zona de diferente material para este trabajo funcional, como barras de dominadas, saco boxeo, balones funcionales, cuerdas de batalla, mini tramp, etc.

El equipamiento del gimnasio se contratará mediante la fórmula del renting, en lugar de hacer la inversión directamente. Esto supondrá importantes mejoras en el mantenimiento y actualización de las máquinas. Por ejemplo, las averías se deberán reparar en un plazo máximo de 72 horas, y si se supera dicho plazo se sustituirá la máquina por otra similar. Además, este contrato tendrá una duración de cinco años, al final de los cuales se volverá a renovar completamente el gimnasio.