Se pone en marcha la maquinaria para organizar la tamborrada y el resto de fiestas del invierno

Donostia / San Sebastián se prepara para celebrar los diferentes actos festivos de invierno. Así lo ha anunciado el alcalde Eneko Goia, toda vez que el Gobierno Vasco ha dejado sin efecto el estado de emergencia sanitaria y las consiguientes restricciones sociales, tras lo que se ha decidido poner en marcha los trabajos dirigidos a la organización de los diferentes eventos populares y culturales de esta época del año.

“Todos unidos nos tenemos que poner a la tarea de reconquistar la normalidad perdida”, ha señalado el alcalde.

“Nos hemos puesto en contacto con los diferentes agentes que hacen posible las diferentes fiestas que se celebran durante el invierno para comunicarles que seguimos adelante con nuestra decisión de celebrar las mismas”, ha indicado Goia.

El Ayuntamiento ha activado la maquinaria, tras escuchar a diferentes agentes de la ciudad que organizan los distintos eventos, y una vez conocida la decisión del LABI de decretar el final de la emergencia sanitaria, con el que desaparecen la mayoría de restricciones en vigor, si bien se mantendrán algunas como el uso de la mascarilla en espacios interiores o aglomeraciones.

En este sentido, Goia ha señalado que “en todo momento se tendrá en cuenta la situación sanitaria en la que nos encontremos. El virus no ha desaparecido, tendremos que aprender a convivir con él, y eso también implica tomar decisiones”. A este respecto, el alcalde de Donostia / San Sebastián ha subrayado que “teníamos que decidir ya por respeto a la organización que todas ellas requieren, y al esfuerzo que muchas y muchos donostiarras realizan para que se puedan celebrar”.

De este modo el alcalde de Donostia / San Sebastián ha afirmado que “este año habrá Santo Tomás, Olentzero y Mari Domingi, la cabalgata de Reyes, Tamborrada, Caldereros, Iñudes y Artzainas, y Carnaval. Ahora, una vez adoptada la decisión de seguir adelante, entraremos en otra fase, que es ver cómo vamos a celebrarlas”.

Eneko Goia ha resaltado “la importancia social de estas celebraciones, que tienen un valor simbólico, emocional y colectivo. Se hacen en comunidad, nos unen por encima de todo y muestran la buena salud de la que gozan los diferentes colectivos y asociaciones de la ciudad”. Así, ha agradecido la labor de las mismas, así como su capacidad de adaptarse a las “duras circunstancias que hemos vivido. El año pasado todos tuvimos claro que no era momento de celebrar nada. Ahora que la situación ha mejorado de forma sustancial, tenemos claro que tenemos que dar un paso para recuperar poco a poco la normalidad”.