San Sebastián se incorpora al sistema de videometría de Gipuzkoa

El diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, y la concejala de Ecología del Ayuntamiento de Donostia/San Sebastián, Marisol Garmendia, han firmado un convenio de colaboración para la gestión de las estaciones de videometría litoral de Igeldo y Urgull. El Ayuntamiento de San Sebastián, con la colaboración de la Fundación AZTI, ha puesto en marcha este año dos estaciones de viodeometría litoral en Igeldo y en Urgull, que durante el verano han servido para controlar en tiempo real el aforo a las playas de Ondarreta, la Concha y Zurriola, en una temporada atípica por la crisis sanitaria. Gracias a la firma de este convenio, las cámaras y los datos sobre las tres playas donostiarras se integran a la red de viodeometría foral, que permite monitorizar los arenales guipuzcoanos con una doble finalidad: recopilar información de series temporales de datos para poder así evaluar el impacto del cambio climático en nuestra costa; y conocer la afluencia de usuarios de nuestros arenales en tiempo real y detectar zonas de peligro por oleaje y corrientes, garantizando así la seguridad de los bañistas.

El Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa lleva desarrollando desde el año 2017 junto a AZTI una red de videometría Kosta System en la costa guipuzcoana. La primera cámara se instaló en el municipio de Zarautz en el año 2017; en 2018, el servicio se extendió a las playas de Deba y Hondarribi; y en marzo de 2019, se instalaron 6 nuevas estaciones en las playas de Saturraran en Mutriku, Itzurun y Santiago en Zumaia, Gaztetape y Malkorbe en Getaria, y Antilla en Orio. Ahora, con la incorporación de las estaciones de Igeldo y Urgull de San Sebastián, todo el litoral guipuzcoano está monitorizado y nos permite obtener datos concretos de cómo evoluciona o qué incidencia tiene el cambio climático en nuestra costa.

La principal posibilidad que ofrece el sistema, es el análisis de cómo cambia la forma de la playa a lo largo del tiempo (pérdida de espacio del arenal, cambio en la distribución de la arena, etcétera); pudiendo conocer y observar así, los efectos del cambio climático sobre los arenales y la evolución de la línea de costa para poder prever posibles medidas de adaptación frente al cambio climático.

El sistema proporciona también información sobre la densidad de usuarios y calcula el dato diario de asistencia en las playas. También permite obtener mapas de corrientes y olas y determinar aquellas zonas de baño en las que existe una mayor peligrosidad para los bañistas. Esto es útil para ayudar a los servicios de socorrismo y garantizar así la seguridad de los bañistas. Esta funcionalidad estará disponible en las playas con mayor riesgo.

Además, la Red de Videometría de Playas aporta datos al Observatorio de la Fudación de Cambio Climático de Gipuzkoa, Naturklima, que cuenta con un programa expresamente dedicado a la observación del litoral guipuzcoano.

El diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, ha señalado que “la red de videometría permite conocer la evolución que está experimentando el litoral y, de esta forma, podemos activar medidas que sirvan para la mejora de la seguridad, la sostenibilidad y los servicios que prestamos en los arenales y las playas. Hacer un diagnóstico acertado de la situación actual y anticipar lo que puede suceder en el futuro constituye un elemento clave para seguir luchando contra el cambio climático”.

Por su parte, la Concejala de Ecología, Marisol Garmendia, ha subrayado que esta incorporación a la red foral se inscribe “en la estrategia contra el cambio climático que viene desarrollando la ciudad de San Sebastián que, como ciudad costera, tiene una lógica preocupación por las posibles repercusiones que este fenómeno pueda acarrear, y que nos sitúan en escenarios preocupantes. San Sebastián ha aprobado hace unos meses la Declaración de Emergencia Climática, tiene en marcha el Plan de Acción Klima 2050 y esta incorporación es muy interesante por cuanto disponer de más datos y compartir estrategias es básico para poder actuar de forma coordinada”.

Hay que tener en cuenta que en las playas guipuzcoanas, por lo general, combinan un uso intensivo (especialmente durante la temporada estival) y un alto grado de urbanización, con un alto grado de exposición al mar, todo lo cual crea un frágil equilibrio, en el que cada vez se hace más necesario profundizar en el estudio de la dinámica litoral y su relación con la morfología de los arenales, para poder realizar una correcta gestión de los mismos a corto y largo plazo. Además, la complejidad de la dinámica litoral hace que las técnicas de medida clásicas tengan una aplicación muy limitada y supongan un coste demasiado elevado a la hora de analizar el comportamiento de estos sistemas costeros. En cambio, las técnicas de videometría facilitan la descripción de procesos físicos sobre un amplio rango de escalas espaciales y temporales.

La red de videometría de Gipuzkoa se alinea con la Estrategia guipuzcoana de lucha contra el Cambio Climático (Gipuzkoa Klima 2050), en el planteamiento de integrar el cambio climático en la gestión de los arenales y evaluar la afección del ascenso del nivel del mar sobre las zonas costeras. Las estaciones instaladas permitirán recopilar gran cantidad de información y disponer de series temporales de datos que posibiliten evaluar el impacto del cambio climático sobre las playas y la zona litoral.