Las “Olas solidarias” llegan a Deba

La campaña visita esta semana la playa de Santiago, en Deba, y se realiza en colaboración con Fundación Social Emaus y Banco de Alimentos, y recorre 9 playas guipuzcoanas con una furgoneta Volkswagen. El objetivo es doble: por una parte, promover el uso adecuado de las papeleras y el fomento de la sensibilización para la separación y recogida selectiva de los residuos por parte de la ciudadanía a través de juegos infantiles, talleres y pegatinas identificativas. Por otra parte, se procederá a recogidas de alimentos para el Banco de Alimentos, ante el aumento de personas necesitadas de ayuda en la actual coyuntura socioeconómica. Desde el Banco de Alimentos han subrayado que sobre todo la donación se centre en los siguietes alimentos: aceite, conservas de pescado (latas de atún, sardinas, etc), arroz, pasta, lenteja seca y pañales infantiles.

El diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, destaca que este “es el verano de la vuelta a la normalidad, y vamos a recuperar las campañas de sensibilización a pie de playa dirigidas a la ciudadanía con el fin de velar por la disminución de los residuos y la separación selectiva de los mismos”. Por otra parte, el diputado subraya que este año, además, “la campaña se completa con una llamada a la solidaridad en estos momentos que las personas más vulnerables de la sociedad se están enfrentando a una realidad complicada, consecuencia de la coyuntura socioeconómica y de la subida de precios”. La campaña de sensibilización arrancó en Zarautz hace unas semanas, y tras varias experiencias, el diputado foral quiere felicitar a la ciudadanía “que una vez más demuestra su solidaridad ante las personas más vulnerables” y recuerda que “a pesar de ser uno de los territorios de Europa con menores tasas de desigualdad, es necesario seguir reforzando las políticas de igualdad con las personas más vulnerables, tanto a través de la acción institucional, como con iniciativas sociales y la participación ciudadana”.

El departamento de Medio Ambiente ha destinado el presente ejercicio millón y medio de euros para cubrir, además de la Campaña de sensibilización, la limpieza de los arenales, la red de videometría, la actualización de la aplicación Nik Hondartzak y la prestación del servicio de salvamento, en aquellos municipios a los que la Diputación presta directamente el servicio de limpieza de playas, con un reparto equilibrado que tenga en cuenta una corrección que favorezca a los municipios más pequeños.