La expedición española al mundial de Rusia busca protagonismo

La estaban esperando todos hace días. Y finalmente ha llegado. El elenco de los 23 hombres que Julen Lopetegui se llevará al mundial de Rusia, que empezará en tres semanas, está listo. La mayoría de los jugadores ya sabían que iban a acudir a la gran cita, mientras que pocas han sido la sorpresa, como por ejemplo la inclusión de Nacho Monreal y la exclusión de Sergi Roberto y de Álvaro Morata, aunque este último llevaba ya un rato fuera del radar del técnico vasco. Con un grupo que parecía casi del todo cantado, la selección española intentará ir a la conquista del país euroasiático para volver a la gloria mundialista ocho años después de Sudáfrica. Y lo hará con Andrés Iniesta, el héroe de aquel mundial, como estandarte en la que será su última competición con la camiseta de España.

Metida en el grupo B tras el sorteo que tuvo lugar el 1 diciembre 2017, España es sin duda la favorita de este grupo. Su calidad y su casta hablan por sí solas y no es un secreto que ahora mismo la selección ibérica haya alcanzado el estatus de una de las grandes potencias del fútbol mundial. En la liguilla para clasificarse a octavos, los hombres de Lopetegui empezarán con el partido más complicado sobre el papel, es decir contra Portugal, el rival más duro que le ha otorgado la suerte. El 15 de junio habrá entonces derbi ibérico y será ya un partido decisivo, ya que el que termine ganando tendrá más opciones de terminar primero en el grupo y, por ende, evitar algún rival peligroso en octavos. Será entonces el choque entre dos compañeros de equipo como Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo, que se entrenan cada día juntos y que se verán las caras en los duelos en el área.

Con los otros dos equipos en componer el grupo B que responden a los nombres de Marruecos y de Irán, todo apunta a que será España y Portugal las selecciones que seguirán su aventura en Rusia. Sin embargo, como bien sabemos, en el fútbol nada está escrito y todo puede acontecer. Lo que está claro es que España llega a Rusia como una de las selecciones favoritas de cara a la victoria final, tanto por su juego como por la contundencia y la experiencia de sus jugadores. La fuerza de la Roja está en una medular de lujo, con Busquets como brújula en el medio y Thiago e Iniesta listos para armar juego. Más adelante Silva e Isco tendrán la tarea de crear espacio y ocasiones de gol para que uno entre Rodrigo, Aspas y Diego Costa pueda rematar fácilmente. En general, con tal cantidad de jugones a disposición, Lopetegui podrá seguir impresionando, como ya hice en el grupo de clasificación y en los últimos amistosos.

La Roja prepara ya el viaje a Moscú, donde intentará estar el 15 de junio, día de la gran final, para volver a ganar el máximo trofeo posible.