La Diputación Foral de Álava pone en marcha una batería de medidas ante el COVID-19

La Diputación Foral de Álava ha establecido nuevas medidas de prevención ante el aumento de casos de coronavirus en el territorio, enfocadas a tratar de minimizar los contagios. Estas pautas de actuación se adoptan en coordinación con Osakidetza, el Departamento de Salud y resto de consejerías del Gobierno vasco.

Las medidas, que han sido coordinadas por el diputado general, Ramiro González, esta misma mañana en varias reuniones con los departamentos implicados, abarcan actuaciones en centros sociosanitarios y residencias, equipamientos culturales, y deporte escolar, así como previsiones de actuación relativas al funcionamiento interno de la Diputación Foral, principalmente.

Dichas pautas tienen como objeto prevenir y contener la expansión del COVID-19 mediante la puesta en marcha de actuaciones que preserven a la población vulnerable, relacionada con un estado inmunitario deprimido, la condición pluripatológica o simplemente el estado general asociado a una edad avanzada. También se pretende limitar las afluencias de personas a actos culturales y deportivos con este mismo fin preventivo.

La Diputación Foral hace un llamamiento a la calma a la población, pero también a la colaboración, responsabilidad y el seguimiento de las recomendaciones de las autoridades sanitarias, lamentando los inconvenientes que estas medidas puedan ocasionar. En la misma línea de lo manifestado esta tarde el lehendakari, Iñigo Urkullu, la Diputación Foral insta a la sociedad alavesa a adoptar todas las medidas de carácter preventivo y de precaución que establezcan las autoridades sanitarias, con el objeto de reducir el impacto del COVID-19 y preservar la salud pública del conjunto de la población.

Residencias y centros de servicios sociales
A través del Instituto Foral de Bienestar Social (IFBS), la Diputación Foral de Álava está actualizando puntualmente las recomendaciones y pautas de prevención a seguir en sus centros socionanitarios, con el objetivo de proteger a las personas usuarias y personal asistencial, con especial incidencia en los recursos para personas mayores y con discapacidad del territorio.

El comportamiento del COVID-19 en este ámbito aconseja hacer más estrictas las condiciones de visita en los centros, intentando buscar un equilibrio entre la minimización del riesgo de contagio y la continuidad del contacto de residentes y sus familiares, adoptando las medidas de prevención necesarias.

En este sentido, la Diputación Foral de Álava quiere insistir en dos premisas básicas: si las personas presentan fiebre o síntomas respiratorios agudos, no deberán realizar visitas, y se deben extremar las medidas de higiene de manos, higiene respiratoria, e higiene global del centro así como las medidas de protección para la prevención del contagio.

Además de las pautas puestas en marcha la semana pasada, los centros residenciales limitarán a partir de ahora las visitas a una por residente y día, y se reduce a un máximo de una hora. Asimismo se indicará que el miembro de la familia sea el mismo en todas las visitas.

Asimismo se habilita una única puerta de entrada en todos los centros, para lo que se reforzarán tanto el personal como las medidas materiales en el control de acceso.
Se recogerán los datos de las personas que acceden a los centros y se realizará control de que se cumplen todas las condiciones, incluida la toma de temperatura de las personas visitantes. Se dotará de material de higiene de manos y pañuelos de papel, y también se aconseja mantener la distancia de seguridad con otras personas residentes en el centro.

Asimismo, se han suspendido hasta nueva orden los ingresos y adjudicaciones de plazas en las residencias de personas mayores. También queda suspendido el servicio de atención diurna en las residencias de personas mayores.

Se han paralizado las visitas del personal profesional a las residencias para las valoraciones de dependencia.

Y se han aplicado a todas las personas mayores residentes que retornen al centro desde un ingreso hospitalario las medidas destinadas a los casos de investigación de contacto asintomáticos

Este nuevo protocolo especifica medidas más estrictas en los centros en los que eventualmente se produzcan casos de contactos o contagios.

Asimismo, se ha informado a las residencias privadas del territorio de las principales medidas preventivas establecidas.

En otro orden de cosas, se mantiene cerrado un centro de día de menores de edad clausurado la semana pasada por indicación del Departamento de Salud, y hoy mismo se ha ordenado el cierre del centro de día para personas mayores Bizia, ambos ubicados en Vitoria-Gasteiz.

Por su parte, las visitas a la sede del Instituto Foral de Bienestar Social se gestionarán únicamente a través de cita previa.

La Diputación Foral de Álava trabaja en coordinación permanente con los equipos de los centros residenciales, y en contacto permanente con el Departamento de Salud del Gobierno Vasco y Osakidetza, que establecen en cada momento las pautas seguir.

Suspensión de actividades deportivas y culturales
Por otro lado, la Diputación Foral de Álava ha decidido la suspensión durante al menos 14 días de las siguientes actividades:
–  Deporte escolar de Álava 

–  Estancias y actividades de los albergues de titularidad foral 

–  Actividades y programación escolar en museos y Archivo 

–  Aulas de la 3a edad y actividades grupales en la Casa de Cultura 

–  Actividad del Taller de Artes Escénicas 


Otras medidas en la Diputación Foral de Álava
Por otra parte, desde el Departamento de Infraestructuras Viarias y Movilidad, se ha enviado un protocolo de prevención y actuación a todas las empresas concesionarias de transporte interurbano por carretera (Álava Bus) y operadores de transporte comarcal. Dicha información, basada en las recomendaciones de las autoridades sanitarias, fue remitida a instancias de la Autoridad del Transporte de Euskadi (ATE).

Asimismo, se está ultimando un estudio sobre los y las trabajadoras forales que están en condiciones de optar por el teletrabajo, y se está llevando a cabo un análisis sobre qué puestos clave convendría habilitar. Finalmente, se está analizando la posibilidad de flexibilizar los horarios de algunos de los funcionarios y funcionarias de Diputación Foral con hijos en edad escolar, afectados por el cierre de los centros educativos en Álava.