La Diputación apoyará la investigación contra el cáncer y el Covid-19

La Diputación Foral de Gipuzkoa ha resuelto el programa de ayudas para la investigación en enfermedades severas, al que se destinarán 118.336 euros: 89.013 para el BERC Polymat y 29.323 para CIC biomaGune. Este programa persigue apoyar a los centros que realizan investigación en este ámbito, en proyectos e inversiones en equipamiento e infraestructuras que sirvan para avanzar en la lucha contra este tipo de dolencias. Respondiendo a la situación actual, se han tenido en cuenta también aquellos proyectos que tienen como finalidad la investigación en el Covid-19 u otras enfermedades que puedan causar pandemia. La iniciativa se ha canalizado dentro del proceso de presupuestos abiertos de la Diputación, en el que fue la más votada por la ciudadanía.

Según ha dado a conocer el diputado de Promoción Económica, Turismo y Medio Rural Imanol Lasa, el proyecto de BERC Polymat seleccionado por la convocatoria es “Nanovehículos inteligentes para el tratamiento del glioblastoma. Desarrollo de nuevos materiales y modelos celulares”. El glioblastoma multiforme (GBM) es el tumor maligno primario del cerebro más frecuente de todos, afectando a siete personas por cada 100.000 habitantes enel estado. Se encuentra entre los tumores más agresivos y resistentes al tratamiento. La mitad de los pacientes fallecen al año del diagnóstico, la mayoría antes de los dos años y sólo un 5% sobrevive 5 años. Tiene un impacto muy fuerte en la calidad de vida, no solamente en el paciente, sino también en su familia, ya que las funciones neurológicas y de autonomía se ven atenuadas de forma progresiva.

El objetivo del proyecto es: por un lado, la formulación de diferentes nanovehículos que permitan atravesar la barrera hematoencefálica; y por otro, el diseño y fabricación de un modelo de glioblastoma válido tridimensional, que permita emular la composición y ambiente celular in vivo de la mejor manera posible mediante técnicas de bioimpresión. Como consecuencia del trabajo se implementarán nuevos nanotransportadores que se convertirán en herramientas útiles para la medicina actual con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los pacientes durante el tratamiento. Los modelos celulares de bioimpresión 3D podrán utilizarse también para el cribado de otro tipo de agentes terapéuticos.

El grupo que presenta el proyecto está formado por seis investigadores senior de Polymat y de la UPV. Cuentan con el apoyo de 11 investigadores predoctorales y postdoctorales. La dotación servirá para apoyar la contratación de personal de apoyo para el trabajo experimental, la adquisición de materiales, y de una bioimpresora para la fabricación de modelos 3D de glioblastoma.

En cuanto a la ayuda a CIC biomaGune, ésta servirá para la adquisición de un robot de pipeteo/plataforma de manejo líquido para apoyar y avanzar en las líneas de investigación centradas en el análisis de la respuesta inmune contra Covid-19 en muestras de plasma. El objetivo es paliar la falta de métodos de análisis específicos y sensibles a un coste económico asequible y aplicables a un gran número de muestras en poco tiempo. La adquisición de un robot de pipeteo contribuirá a llenar este vacío, automatizando un método de detección basado en anticuerpos más rápido que las pruebas RT-PCR y con una sensibilidad adecuada para el diagnóstico de casos de infección activa.

El grupo de Glicotecnología del CIC biomaGune que presenta la iniciativa lidera el proyecto, en el que participan además Neiker, Biodonostia, Asparia Glicomics y Vicomtech, y que persigue el desarrollo de microarrays de anticuerpos y antígenos como plataforma para el diagnóstico y estudio epidemiológico del virus. En la última etapa del proyecto es necesario hacer un análisis masivo de muestras y para ello el robot de pipeteo/plataforma de manejo líquido es fundamental. El grupo está formado por 14 investigadores e investigadoras, entre ellos 6 doctores y doctoras.