Irún tendrá el 90% de su transporte público urbano eléctrico

El alcalde de Irun José Antonio Santano ha participado este miércoles en la inauguración de la feria Go Mobility by Mugil que, tras la pandemia, ha vuelto a celebrarse en Ficoba. Se trata del gran punto de encuentro profesional del sur de Europa de todo el ecosistema de la movilidad sostenible.
En este acto el primer edil ha aprovechado para dar a conocer que el Ayuntamiento de Irun acaba de dar un paso fundamental para seguir impulsando la movilidad sostenible en la ciudad. Concretamente, la Junta Local de Gobierno ha aprobado este miércoles la contratación de la fabricación, y suministro de cuatro autobuses urbanos eléctricos de 12 metros, instalación de un sistema de carga rápida en la cabecera de la L-2 (parada de bomberos), y de un sistema de carga lenta en cocheras. También se incluye el contrato de mantenimiento de todos los sistemas de carga rápida, también llamada de ‘oportunidad’, para todo el servicio de Irunbus, incluidos los de las paradas de Zaisa y Hospital. El presupuesto total es de 3.176.129 euros.
Se trata de toda la infraestructura necesaria para convertir la L-2 (Ventas-Centro) en una línea 100% eléctrica. El proyecto cuenta además con ayudas europeas por valor de 1.250.000 euros (800.000 euros para la compra de los autobuses y 450.000 euros para el sistema de carga). Unido a Irunbus, hay que recordar que las ayudas europeas también destinarán 342.000 euros para la digitalización y modernización del equipamiento de embarcado de los autobuses, un proyecto que la Junta de Gobierno ya dio luz verde recientemente.
«Con estas novedades nos dirigimos a un transporte público urbano más moderno, accesible y sobre todo movido por energías más limpias. El 90% de todos sus desplazamientos serán eléctricos en un corto periodo de tiempo, algo en lo que volverá a poner a Irun como una ciudad pionera en alcanzar estos registros. Esto, unido a proyectos ya en marcha como la transformación del centro de Irun en zona de bajas emisiones o el Irun 30 ya plenamente consolidado con 10 años de vigencia hacen de Irun una ciudad muy preparada para afrontar los retos que nos depara el futuro para combatir los efectos del cambio climático», ha señalado el alcalde en la feria Go Mobility.
Cabe recordar que la L-1 (la más utilizada en Irun con más de un millón de viajeros) es 100% eléctrica desde 2019. La L-2 es la segunda más importante en número de usuarios. Según los datos de 2019 (último año antes del impacto de la pandemia), la L- 2 fue utilizada por casi 400.000 viajeros. Así, entre las dos líneas mueven al 90% de viajeros en Irun.
Irun, más protagonista en Go Mobility
Estos avances del Ayuntamiento de Irun en movilidad sostenible no pasarán precisamente desapercibidos en esta feria de Ficoba ya que el delegado de Movilidad Borja Olazabal intervendrá este jueves a partir de las 11h15 en el foro de ciudades ‘City Market Place’ con localidades como Vitoria, Pamplona, Málaga, el área metropolitana de Barcelona o Estambul. El objeto de este foro es compartir las estrategias y retos en movilidad sostenible de ciudades europeas y nacionales.
Entre los asuntos que centrarán su intervención, las novedades de Irunbus y el arranque de la transformación del centro de Irun en zona de bajas emisiones.