Irún impulsa a la vivienda pública de alquiler

El Consejo de Administración de IRUNVI ha aprobado el proyecto básico de 10 nuevas viviendas de VPO en régimen de alquiler en Alarde. Se trata de una parcela, próxima a la calle Lapice, que completaría la ordenación del ámbito, donde se prevé también la edificación de 42 VPO en régimen de alquiler también gestionadas por IRUNVI.

«IRUNVI ha tomado en los últimos tiempos acuerdos importantes que van a permitir desarrollar ámbitos de la ciudad que teníamos pendiente con la vivienda pública de alquiler como protagonista. Hablamos San Miguel Anaka, y hoy especialmente del ámbito de Alarde con la aprobación ya de medio centenar de viviendas. Un paso fundamental para el parque de vivienda pública en Irun», ha señalado la delegada de Vivienda, Rebeca González.

David Nuño, portavoz de Elkarrekin podemos Ezker Anitza-IU ratificaba el compromiso del nuevo gobierno municipal por la vivienda de alquiler «siempre hemos defendido la necesidad de que Irun cuente con una amplia oferta de vivienda de alquiler protegido, que se hace especialmente importante en estos tiempos de crisis sanitaria y económica. Por eso nos resulta enormemente importante apostar por alquileres asequibles para las familias más vulnerables algo que ya aparece reflejado en el programa de Gobierno de este ayuntamiento»

Este último proyecto aprobado por IRUNVI se compone de 5 viviendas de dos habitaciones, 4 viviendas de 3 habitaciones y finalmente un piso con una habitación, adaptada a personas con movilidad reducida.

Oihana Briones, de EH Bildu, incorporaba esta enmienda al acuerdo presupuestario del pasado 2020 y hoy valoran positivamente que haya podido ponerse en marcha «en la negociación presupuestaria de hace ahora un año quisimos poner en primera línea los asuntos relativos a la vivienda. Ya dijimos que era un acuerdo positivo en lo cuantitativo y en lo cualitativo. Hoy presentamos la activación de 10 nuevas viviendas de alquiler protegido. Vendrán más, pero sobre todo más allá de las cifras concretas nos alegramos de que el Ayuntamiento haya activado el alquiler protegido”.

Cabe destacar que el proyecto introduce importantes factores en el ámbito de la edificación sostenible. El proyecto cumple de hecho los principios básicos del estándar Passivhaus que se basa en la mejora del aislamiento térmico, ventanas y puertas de altas prestaciones, ausencia de puentes térmicos, la hermeticidad del aire y una ventilación con recuperador de calor.

Por tanto se trata de un edificio que consigue altos niveles de confort con un consumo de energía limitado, que además de lo señalado, incluye entre otras cuestiones la construcción en madera, la aerotermia, el diseño de viviendas con doble orientación que permite la ventilación cruzada, y la protección solar mediante voladizos con lamas de madera. Asimismo la envolvente del edificio está compuesta por cubierta de teja cerámica, en continuidad con el edificio colindante.

La obra está prevista que comience dentro del año 2021 y la fecha de entrega de las viviendas está prevista para mediados del 2023.