El Departamento de Cultura organiza la séptima edición del Ciclo de Órgano Internacional Flysch

El Departamento de Cultura de la Diputación Foral de Gipuzkoa ha organizado la VII edición del Ciclo de Órgano Internacional Flysch que se celebrará entre el 2 y el 30 de julio en los pueblos costeros de Orio, Zumaia, Deba y Getaria.

Han intervenido en la rueda de prensa la Jefa del Servicio de Patrimonio Histórico-artístico y Archivos; Santiago Banda, director del Ciclo de Órgano Internacional Flysch; la organista Ana Belén García; y el organista Aarón Ribas. También han asistido los representantes de los Ayuntamientos costeros Marina Bidasoro, concejala de Cultura de Zumaia; Aritz Larrañaga, concejal de Cultura de Deba; Ibon Gereka, concejal de Getaria; e Iker Apaolaza, técnico de Cultura de Orio.

El Ciclo de Órgano Internacional Flysch va consolidándose año tras año en el ámbito popular y cultural de Gipuzkoa. Esto es así gracias a la unión de los esfuerzos de la Diputación Foral de Gipuzkoa y los ayuntamientos de Deba, Zumaia, Getaria y Orio. No obstante, vemos que se va consolidando por el número de asistentes que acuden, de distinta procedencia, ayudando estos a difundir el ciclo.

El Ciclo Flysch, en su séptima edición, pretende ahondar en los objetivos expuestos desde su comienzo: dar a conocer el órgano como instrumento desconocido, cuidar y poner en valor nuestro patrimonio y hacer más atractiva la oferta cultural turística de Gipuzkoa. Este último objetivo es el que lo diferencia de los demás ciclos, haciendo de él un ciclo inusual y especialmente atractivo.

Cabe mencionar que el ciclo vuelve a llevarse a cabo durante el mes de julio, como ha venido siendo hasta ahora, salvo en las dos últimas ediciones. Esta vuelta a la época estival se da, afortunadamente, por el fin de la emergencia sanitaria vivida durante estos dos últimos años. Además de esto, como novedad, en esta edición se amplia el carácter benéfico del ciclo, añadiendo la Asociación contra el cáncer AECC. De esta manera, serán dos los conciertos benéficos, con intención de ampliarlo a la totalidad de los conciertos en las sucesivas ediciones.

Este Festival tiene una triple finalidad: en primer lugar, dar una mayor visibilidad a los instrumentos de primera calidad que se encuentran en Gipuzkoa, y en particular, en los pueblos costeros de Getaria, Zumaia, Orio y Deba. Haciendo un símil y tomando como referencia el violín, se podría decir que son los Stradivarius del órgano y qué duda cabe que la mejor manera de conservar el patrimonio es manteniéndolo en uso. El segundo objetivo es el de ampliar la oferta cultural de la zona, que, junto a la gastronomía, el medio ambiente y las demás expresiones artísticas, forman un conjunto muy atractivo para complementar el turismo guipuzcoano. El tercero consiste en complementar el órgano con otras disciplinas. Dada su versatilidad se conseguirá dar nuevos enfoques a la música.

El patrimonio
El órgano, por su condición, no puede hacerse en serie. Esto quiere decir que cada instrumento, concebido de manera artesanal, está pensado para el lugar que va a ser ubicado. La intención del constructor es que suene lo mejor posible, según las condiciones acústicas que plantea cada espacio arquitectónico, ya sea un templo religioso, un auditorio o cualquier otro lugar civil. Los órganos de Getaria, Zumaia, Orio y Deba cumplen estas condiciones de manera magistral.

Getaria
Ubicado en la iglesia de San Salvador, A. Cavaillé-Coll construyó en 1860 un órgano de 8 registros en estilo romántico francés (lo propio de la época). Estos registros están repartidos en dos teclados manuales y un teclado de pedal (no desarrollado) que suena por acoplamiento. A pesar de ser un instrumento de tan reducidas dimensiones, cada registro suena con una calidad extraordinaria.

Zumaia
Los hermanos Stoltz dejaron para Zumaia otra joya pequeña para la parroquia de San Pedro. Construido en 1890, también construido en estilo romántico francés, cuenta con 15 registros repartidos en dos teclados manuales y uno de pedal. Este instrumento se encuentra dentro de la caja del órgano anterior que data del S. XVI.

Deba
Hoy en día se siguen construyendo órganos. La firma organera G. Grenzing, que es una de las más reputadas de nuestro tiempo, hizo el órgano de Deba en 2009 para la iglesia Santa María la Real. Consta de 37 registros repartidos en tres teclados manuales y uno de pedal. Este instrumento está concebido para hacer sonar, principalmente, la música barroca. Sin embargo, dada la calidad sonora de cada registro, otras épocas y estilos también se pueden disfrutar.

Los conciertos
Orio
2 de julio, 19:30 horas. Aarón Ribas. Toccata Nocturna. De la introspección a los refulgentes fuegos artificiales.

Zumaia
9 de julio, 20:30 horas. La Coral Andra Mari dirigida por Andoni Sierra, con Alize Mendizabal al órgano, interpretarán Arimen Besarkadan (Requiem) de la compositora vasca Junkal Guerrero. Concierto benéfico a favor de AFAGI.

Deba
16 de julio. Santiago Banda y Ana B. García. Transcripciones orquestales. Estreno mundial de piezas orquestales arregladas por el compositor Julio Blasco García para órgano a 4 manos y 4 pies. Concierto benéfico a favor de AECC.
30 de julio. Jon Laukvik. La tradición alemana de los siglos XVIII al XIX.

Getaria
23 de julio, 20:00 horas. Jesús Gonzalo López. De H. Eslava a E. Torres, música para órgano entre 1854 y 1934.