El ayuntamiento de Irún avanza en el proyecto de la ronda sur y el enlace con la avenida Euskal Herria

La delegada de Movilidad, Vía Pública y Obras, Cristina Laborda y el director del área, Pedro Lapazarán han explicado este lunes en rueda de prensa el estado en el que se encuentra el proyecto de la Ronda Sur. Este asunto formó parte del orden del día de la Mesa de movilidad, celebrada este mes en Palmera Montero.

“En este encuentro en el que se encuentran representados los grupos municipales y asociaciones y entidades de la ciudad, anunciamos nuestra intención de llevar a Pleno el proyecto”, empezaba explicando la delegada. “No es habitual llevar obras a Pleno, pero como hablamos de un proyecto cuya cuantía supera el 10% del presupuesto, la norma exige este paso como ya ocurrió con la nueva plaza San Juan y su entorno”.

Cristina Laborda ha querido recordar que “llegamos a este punto tras un largo recorrido fruto de un convenio de la Diputación que no se llevó a término y que por tanto hemos tenido que volver a empezar”. Se refería la delegada a que el Ayuntamiento de Irun, en previsión de que el ente foral no iba a construir la Ronda Sur, algo a lo que se comprometía en el convenio que envió a Irun, ya empezó a trabajar en la redacción del proyecto de primera fase: “hemos defendido que las dos actuaciones, el semienlace y la ronda sur, tenían que estar coordinadas. Bidegi ha licitado el semienlace, y nosotroshemos intentado agilizar todo lo posible para tener cuanto antes el proyecto de Ronda Sur”.

Además, el mes de abril dejó la confirmación por parte de la Diputación Foral de la financiación de seis millones de euros de la Ronda Sur. “Tarde, pero al fin llegó esa noticia por la que habíamos venido trabajando tanto, y que se tiene que confirmar mediante la aprobación del convenio”, apuntaba Cristina Laborda. En vías de encauzar el proyecto, la delegada se reunía asimismo en junio con el director de gestión y planificación de infraestructuras viarias de la DFG y de ahí salía el compromiso foral de firmar a la mayor brevedad posible los convenios para la financiación y la puesta a disposición de los suelos que necesitan las dos administraciones (Ayuntamiento y DFG) para sus respectivos proyectos.

“En este punto estamos. Lo que sucede es que antes de seguir dando nuevos pasos y licitar la obra, hace falta aprobar en el Pleno el proyecto. Nos hubiera gustado llegar antes a este momento, pero no ha sido posible. En este nuevo escenario, el Ayuntamiento ha buscado actuar con rapidez entendiendo que estamos ante actuación en materia de movilidad y tráfico muy demandada por la ciudad, una cuestión pendiente”.

Explicaba Cristina Laborda que el proyecto que se lleva a Pleno este mes incluye tanto la Ronda Sur propiamente dicha, como su conexión con el vial urbano a la altura de Egiluze en el vial de Txenperenea y la construcción de una rotonda en el cruce entre las calles Berio y Miguel de Ambulodi y su conexión con la Avda. Euskal Herria.

Entre las características fundamentales del proyecto, el tramo correspondiente a la primera fase de la Ronda Sur tiene una longitud de 690 metros (tres carriles con posibilidad de ampliar a cuatro) mientras que la conexión con el viario de Txenperenea consta de 190 metros y un carril por sentido. El presupuesto de la primera fase de Ronda Sur es de 7.048.544,04 euros a los que la DFG aportaría 6 millones aproximadamente. La conexión con la avda. Euskal Herria por su parte tiene un presupuesto de 1.167.151,77 euros que se financia enteramente con fondos municipales.

 

La delegada confirmaba que la licitación se produciría, toda vez que el Pleno apruebe el proyecto y se firmen los convenios o acuerdos que permitan la financiación foral para la Ronda Sur y la obtención de los suelos.